Manchas durante el embarazo y la lactancia

Manchas durante el embarazo y la lactancia

 

Mi nombre es Julie Khayat, Médico Estética en Clínica Bonadea. Estoy especializada en tratamientos para ayudar a la mujer en la recuperación tras el parto. Estoy segura de que muchas madres como yo sabéis de lo que os hablo… Tratamientos para manchas, microvarices, estrias, sequedad vaginal, grasa localizada, etc.

Hoy voy a explicaros el porqué de la aparición de manchas en la piel y sus diferentes tratamientos.

 

Durante el embarazo, pero también durante la lactancia, la piel de la madre esta impregnada de hormonas (estrogenos, progesterona) que pueden contribuir a la aparición de hiperpigmentaciones (manchas), irritaciones, rojeces o eccemas.

 

¿Qué es el MELASMA?

La mancha mas típica y conocida es el melasma, también llamado paño de la embarazada o cloasma. Os quiero hablar de esta ya que suele ser frecuente… y veréis que no me es del todo ajeno…

Suele afectar la zona de las mejillas, labio superior, el mentón y la frente. Este tipo de mancha puede permanecer después del embarazo y de la lactancia.

 

Tratamientos

El melasma aunque puede salir por si mismo, es una mancha que suele ser provocada y empeorada por la exposición solar. Así que el primer tratamiento que recomiendo es la protección solar con filtro UVA y UVB con un factor total durante todo el embarazo y también (insisto) durante la lactancia.

Los tratamientos despigmentantes se pueden iniciar después de dejar la lactancia.

El melasma es difícil de tratar, se puede aclarar hasta casi desaparecer, pero en general y aunque no se aprecie permanece.

También es importante entender que el tratamiento de este tipo de manchas es lento y progresivo. Desaconsejo los tratamientos agresivos como laseres ablativos,  cremas o peeling despigmentantes muy potentes. Esos tratamientos podrían aumentar la composición inflamatoria de la mancha y así empeorar el aspecto estético. Siempre os recomiendo antes de eligir una cosmética, pedir el consejo de vuestro médico y farmacéutico.

Los tratamientos indicados son:

  • Los cosméticos despigmentantes:

Recomiendo que sean despigmentantes suaves, por ejemplo el Acido Kojico, Acido Fitico o Acido Azalaico. Si tienen hidroquinona o glicolico que sea de baja concentración. ( no se pueden utilizar mientras el embarazo y lactancia)

Consiste en la aplicación de sustancias químicas en la piel que van a provocar un despellejo superficial. Es preferible utilizar pelling suaves y hacer varias sesiones que de elegir un peeling profundo que podría incluso empeorar el aspecto de la mancha. Se recomienda por ejemplo un peeling de Acido Ferulico y Florentina. Los realizo en la consulta durante 1- 4 semanas seguidas.

  • La Luz pulsada:

La técnica no necesita ningún tipo de preparación de la piel. No se puede realizar sobre una piel recién bronceada, tampoco se puede realizar si la persona tiene la piel de fototipo alto (piel mestiza o negra). Consiste en aplicar una luz en la superficie de la piel que va a absorben la pigmentación de la mancha. Yo recomiendo de 3 a 6 sesiones, con un intervalo de 1 mes en tres sesión y sesión.

Os enseño mi cara antes y después de un tratamiento combinado con peeling despigmentantes y luz pulsada.

foto-juliefoto-julie-con-tratamiento

 

Prevención

  1. El melasma una vez que ha aparecido permanece en la piel , aunque consigamos aclararlo , esta aquí de por vida. Por eso hay que evitar la exposición solar facial y utilizar diariamente con una crema con factor protección solar.
  2. Recomiendo  utilizar cosmética para frenar la estimulación melanica, por ejemplo un serum o una crema a base de Acido Azelaico.
  3. Es preferible NO utilizar cremas que puedan provocar inflamación, e hidratarse muy bien la piel.
  4. Recomiendo NO tomar complementos para aumentar el moreno o autobronzeadores.
  5. Hasta las mamas la mas informadas se despistan cuando nace el bebe, así que tranquilas… Si es tu caso ya sabes que también tenemos soluciones!

 

Ánimo mamis! A disfrutar mucho de vuestros peques pero sin dejar de cuidaros!

by Clínica Bonadea